Lo que hoy en día se conoce como Playa del Carmen, era un lugar nombrado por los antiguos mayas como Xaman-Ha, es decir “aguas del norte”. Se piensa que era usado como punto de partida hacia otras comunidades mayas. Además, el asentamiento de Xaman-Ha comenzó con algunas familias llegadas de la Península de Yucatán, al escapar de la feroz guerra de castas que tenía lugar en el continente, en los tiempos del México Antiguo. Tal migración, por parte de gente deseosa de alejarse de conflictos políticos y militares, también abarcó sitios como Cozumel y otras partes del Caribe Mexicano.

Otra versión del origen de Playa del Carmen explica que, tras haber sido contratados como chicleros, y haber desertado, un grupo de mayas antiguos decidió establecerse en Xaman-Ha, para ganarse la vida como pescadores. Desde entonces se dio un parsimonioso desarrollo, impulsado por el crecimiento de las familias, al contraer matrimonio los hijos e hijas de cada grupo, entre ellos y con los mayas fuereños.

A lo largo del siglo XVI, los españoles se abocaron a la conquista de prácticamente todos los asentamientos mayas. No obstante, a diferentes de otros sitios, Playa del Carmen no se transformó en una comunidad española, acaso por tratarse de una isla y las dificultades que la colonización de un lugar así llevaba consigo. Por tanto, no paso de ser un práctico acceso a Cozumel.
A lo largo de la época colonial, Playa del Carmen estuvo notablemente despoblada, pero cuando aconteció la famosa Guerra de Castas- varios levantamientos mayas en contra de los españoles, en el año 1846- muchos europeos se vieron obligados a trasladarse a lugares menos conflictivos. De tal suerte que, varios de ellos, se establecieron en Playa del Carmen. La riqueza natural de las aguas del lugar les proporcionó un abundante sustento. Paulatinamente allí surgió una comunidad de pescadores.

Hasta la década de 1960, esta circunstancia social, no fue alterada en Playa del Carmen. Pero entonces comenzó a desarrollarse económicamente, de manera separada a Cozumel. El ferry era el principal atractivo del sitio. Una década después, quienes viajaban en ferry, comenzaron a percatarse del potencial turístico de Playa del Carmen, con su privilegiada ubicación entre la selva más bella y exuberante y las tibias aguas del Caribe Mexicano.

Y si bien en la década de 1980, Playa del Carmen contaba solo con un puñado de hoteles y algunos servicios turísticos, poco a poco comenzaron a llegar viajeros, jubilados, aventureros, emprendedores y mucha gente más, lo cual le dio un empuje fuera de lo común, para consolidarse con un ayuntamiento propio en los noventas y en posteriormente, en el corazón turístico y vacacional de la Riviera Maya, en nuestros días.