Cuando se tenga la oportunidad de tomar unas vacaciones en el estado de Quintana Roo, les aconsejamos hacer un tour a la hermosa Laguna de Bacalar.

Este formidable cuerpo de agua no se encuentra a tres horas de Playa del Carmen, sino a unos cinco. Se trata de 400 kilómetros de ida y 400 kilómetros de regreso. Aunque la carretera federal 307 está en excelentes condiciones y por más rápido que uno conduzca, no se conseguirá llegar en menos de tres horas.

De cualquier manera, el viaje merece mucho el esfuerzo de tal travesía. La Laguna se muestra sorpresivamente ante los visitantes, del lado izquierdo de la carretera, llegando del norte. El azul turquesa del agua, puro y cristalino, comienza a definir el entorno silvestre.

La Laguna de Bacalar nos presenta un lugar apacible, casi sin turistas. Es normal que los lugareños acudan con sus familias a disfrutar de este cuerpo de agua, calificado como un balneario natural.

Es increíble constatar los siete tonos de azul de la laguna de Bacalar, los cuales se derivan de que está formada por siete cenotes distintos, cuyas aguas desbordadas le dan forma a esta laguna sin igual.